Páginas

lunes, 22 de julio de 2013

Anchoa del cantábrico sobre caviar de tomate


Fuente: cocinaconpoco.com. Espectacular. A que sí, eso es lo mismo que pensé cuando vi por casualidad esta receta. Por decirlo así podría ser la típica tapa de rodaja de tomate con anchoa, pero con sólo una pequeña vuelta de tuerca podemos conseguir esta singular receta. La receta original podéis verla pinchando el siguiente enlace: Anchoa del cantábrico sobre caviar de tomate. 
Veréis cómo con un poco de paciencia podeis dejar boquiabiertos a vuestros invitados.
En cuanto al agar agar, no os asustéis, podéis encontrarlo en cualquier herbolario. Es un alga con un poder gelatificante muy alto y se hace en caliente para que al enfriarse esferifique rapidamente las gotas de tomate. Podéis ver más aquí: Agar agar

Qué lleva:

  • Anchoas ( unas 12)
  • 200 ml. de zumo de tomate bueno.
  • 3 gr. de agar-agar (unas 2 cucharaditas de las de café)
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta.
Cómo se hace:
  1. Nos aseguramos de tener el aceite de oliva en la nevera para que esté frío.
  2. Salpimentamos el zumo de tomate y hervimos en un cazo. A continuación echamos el agar agar y disolvemos bien removiendo durante 2 minutos sin parar. Apartamos del fuego y dejamos un par de minutos que temple pero no mucho.
  3. En un cazo o bol con agua muy fría y hielo  metemos el vaso de aceite de oliva.
  4. Echamos el tomate en un biberón de cocina (o jeringuilla, o pipeta, etc...) y vamos echando las gotas de tomate en el vaso de aceite. En cuanto entran en contacto con el aceite frío el agar agar se solidificará en el acto formando bolitas del tamaño de la boquilla que estéis usando. Iremos sacando las perlas de tomate cuando veamos que hay suficientes.
  5. Dejamos enfriar en la nevera hasta que montemos la tapa poniendo sobre una cucharilla el caviar de tomate. A continuación damos forma a la anchoa y colocamos sobre el tomate y decoramos con una hoja de perejil, rúcula, cebollino etc...
        Este caviar dura perfectamente 3 dias en la nevera bien tapado.

Posibles problemas:
- En el apartado 2 si se nos enfría la gelatina demasiado se irá espesando y nos obstruirá la boquilla del biberón, por lo tanto mantener caliente sin que queme.
-En el punto 4, si el aceite no está muy frío y no lo mantenemos así (metido en agua y hielo) las gotas tardan en espesar y se juntarán unas con otras deformándose, así que el aceite -recordad- bien bien frío.

2 comentarios :

  1. te ha quedado fantastico!!! Un saludo
    Ana
    Cocinaconpoco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, sobre todo por compartir esta receta en tu gran Blog.

      Eliminar